El Cerro del Hierro

Un monumento Natural de la Sierra Norte de Sevilla, por Ana Martínez López

 

En esta entrada del blog vamos a ver la zona geodidáctica y ambiental más importante de Sevilla: la Sierra Norte. La Sierra Norte es un Geoparque y uno de los Parques Naturales más extensos de Andalucía, siendo El Cerro del Hierro su Monumento Natural más emblemático.

El Cerro del Hierro es un monumento natural situado en el Parque Natural de la Sierra Norte de Sevilla, cerca de San Nicolás del Puerto. Su aspecto es el resultado de la acción natural y la humana. Su base se forma de pizarras cámbricas, sobre las cuales se depositan calizas marinas con un alto contenido en carbonato cálcico. Este compuesto se disuelve con el agua, dejando sobre las calizas residuos no solubles, un material denominado laterita, que posee una alta concentración en hierro. Esa disolución dejó dos consecuencias: unas rocas calizas en forma de agujas (Karst en torre) y entre ellas un material rojo denominado laterita rico en hierro.

Es de destacar la importancia de los materiales y las formaciones, ya que nos indican que se trata de un paleorelieve, es decir, todos son indicadores paleoclimáticos. La formación en columnas (karst en torres) sólo se da en condiciones de humedad  altas temperaturas, es decir, clima tropical. Por otro lado, la laterita es típica del clima tropical húmedo, por lo que es otro indicador. Estos hechos nos indican que el clima durante la formación del Cerro del Hierro era tropical húmedo, ¡en la plena Sevilla árida actual!

Entre este espectacular paisaje que se encuentra por la parte externa del Cerro del Hierro encontramos una gran biodiversidad, destacada por su situación entre un típico alcornocal mediterráneo acompañado por quejigos y robles melojos. En él reside una fauna muy característica, como la cigüeña negra y el búho real, ambos en peligro de extinción. Por el contrario, la vegetación del interior del Cerro se ha adaptado a la situación de humedad y torres calizas, siendo las plantas predominantes los helechos (algunas de las cuales están clasificadas en peligro de extinción), plantas aromáticas como el tomillo, cantueso, manzanilla amarga, etc., arbustos como el madroño o el lentisco, y plantas trepadoras. Por lo tanto, el Cerro del Hierro no solo es un precioso paisaje geológico, sino que también da cobijo a especies animales y vegetales en peligro de extinción.

En lo que respecta al patrimonio cultural, el ser humano aprovechó el hierro y la barita desde la época romana hasta el siglo XX. Se retiraban estos materiales de entre las torres, provocando que éstas queden a la vista. La mina se cerró por primera vez en 1838, pero en 1946 lo recuperó una sociedad inglesa, que instaló el ferrocarril (actual Vía Verde) y construyó el poblado de trabajadores llamado “La Casa de los Ingleses”. Sin embargo, en 1985, la bajada del mercado de metales provocó su cierre definitivo.

Pero la explotación minera no es lo único que el ser humano aprovecha del Cerro. En el año 2000 la Consejería de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía adquirió los terrenos, convirtiéndolo en monumento natural y dando cabida a otro uso principal, el uso deportivo y turístico.

Esperamos que la entrada os haya despertado curiosidad por el Monumento Natural de El Cerro del Hierro en Sevilla y os animéis a realizar turismo geológico por la zona!

La autora de la entrada, Ana Martínez López, es egresada en Ciencias Ambientales por la Universidad Pablo de Olavide de Sevilla, cuya especialización realizó, sobretodo, en el área de Geodinámica Interna. Es también la Fundadora y vicepresidenta de la Asociación Caminos y Ciencia y actualmente se dedica a la divulgación científica y ambiental. Podéis seguirla en twitter: @anamartinezlpz @cyc_divulga

Comparte tus opiniones y comentarios